La prohibición de inmigración es una farsa y nos estamos enamorando de ella

Cuando leí acerca de la increíblemente activa primera semana de la administración Trump, lucho con dos narrativas en competencia sobre lo que realmente está sucediendo. La primera historia es simple: la administración simplemente está haciendo lo que dijo que haría, literalmente cumpliendo sus promesas de campaña. Mucha gente no estará de acuerdo, pero está jugando a su base. Tampoco son realmente buenos en todo este asunto del gobierno, por lo que la implementación es inestable. El segundo es más siniestro: la administración está probando deliberadamente los límites de los controles y equilibrios gubernamentales para establecer una consolidación de poder peligrosa y egoísta.

Se puede hacer un argumento legítimo para los primeros: se acaba de establecer una administración relativamente extrema e inexperta, y aún no han descubierto los matices del gobierno. Pero algunos de los eventos en las últimas 72 horas, la inclusión intencional de los titulares de la tarjeta verde en la orden de inmigración, el desafío del DHS de un juez federal y el momento de la sacudida de Trump del Consejo de Seguridad Nacional, han señalado una historia más amplia . Peor aún, si esa historia más amplia es cierta, si la fuente de las acciones de esta semana es una obra de teatro para consolidar el poder, hasta ahora está yendo realmente bien. Y eso se debe a que casi todos, incluidos los que protestan por el cierre de aeropuertos durante el fin de semana, están jugando directamente en la mano de la administración.

Obviamente no puedo pretender conocer las intenciones del nuevo presidente, pero supongamos que el movimiento de consolidación de poder es lo que realmente está sucediendo. De hecho, supongamos que somos la administración Trump (no necesariamente el propio Trump, más probablemente su círculo íntimo) por un segundo. Aquí está nuestro libro de jugadas:

  1. Lanzamos una serie de órdenes ejecutivas en la primera semana. De antemano, identificamos uno del que nuestros oponentes se quejarán en voz alta y dominarán el ciclo de noticias. Prohibición de inmigración. Perfecto.
  2. Creemos que la prohibición es aproximadamente un 20% más extrema de lo que realmente queremos que sea, digamos, tomemos la decisión explícita de impedir que los titulares de la tarjeta verde de países definidos ingresen a los EE. UU. Creamos un poco de confusión para que podamos regresar de esa parte más tarde, pero asegurémonos de que se haga cumplir para empezar.
  3. Vemos a nuestra oposición salir a las calles protestando por los extremos de nuestra medida pública, exactamente como pretendíamos. Las protestas dominan las noticias, pero nuestra base no mira CNN de todos modos. La ACLU presentará mociones para oponerse a las partes más extremas de nuestra medida, que en realidad también será útil. En realidad no nos importa si ganamos, es por eso que lo hicimos más extremo de lo necesario. Pero al hacerlo, el proceso de la demanda pondrá a prueba la lealtad de quienes hacen cumplir lo que decimos.
  4. Si bien la atención de la nación está en nuestro EO extremo, deslice algunos movimientos más matizados. Por ejemplo, reconfigure el Consejo de Seguridad Nacional para que esté dirigido por nuestro círculo íntimo. O destripa la capacidad del Departamento de Estado para resistir movimientos más extremos. Eso tendrá beneficios masivos en el futuro: el NSC es la gente que autoriza asesinatos secretos contra enemigos del estado, incluidos los ciudadanos estadounidenses. Casi nadie tiene tiempo para analizar ese movimiento de cerca, y aquellos que lo hacen no pueden obtener cobertura.
  5. Cuando las demandas presentadas por la ACLU inevitablemente tengan éxito, quédese en silencio. No le digas al DHS que acate lo que dice el juez federal, mira lo que hacen por su cuenta. Si capitulan ante los tribunales, sabemos que nuestro poder con el DHS es limitado y necesitamos contratarlo con personas más leales. Pero si continúan haciendo cumplir nuestra OE hasta que les digamos que no lo hagan, sabemos que podemos ignorar completamente la rama judicial más adelante y el DHS nos respaldará.
  6. Una vez que el DHS haya hecho su movimiento, retroceda del 20% que no queríamos en primer lugar. Deje entrar a los titulares de la tarjeta verde y finja que eso es lo que hemos querido decir todo el tiempo. Los manifestantes y la ACLU, ambos clamando por mostrar su eficacia, aprovechan el momento para declarar una gran victoria. Las multitudes se disipan, tienen que volver al trabajo.
  7. Cuando el polvo se estabiliza, tenemos el 100% de la Orden Ejecutiva que originalmente queríamos, hemos probado la lealtad de un departamento que necesitaremos más adelante, hemos demostrado que podemos ignorar a toda una rama del gobierno, y hemos se deslizó en algunos movimientos sutiles que harán que la próxima prueba sea aún más fácil.

Acabamos de probar la voluntad del país de capitular ante un régimen fascista.

Asumiendo que esta narración es cierta (de nuevo, no tengo idea de lo que pretende la administración), la "resistencia" está jugando directamente en el libro de jugadas de Trump. Los políticos más vocales se podían ver en manifestaciones, cerca de los titulares. Las protestas hicieron exactamente lo que estaban destinadas a: dominar el ciclo de noticias y canalizar la ira de la oposición hacia una pieza relativamente insignificante del rompecabezas. No estoy diciendo que los titulares de la tarjeta verde deberían estar atrapados en los aeropuertos, ni mucho menos. Estoy diciendo que puede haber una imagen mucho más grande aquí, y la prohibición de inmigración es una distracción.

Entonces, para aquellos que creen que la narrativa de consolidación de poder es verdadera y quieren oponerse, ¿cómo sucede eso?

Primero, deja de creer que las protestas solas hacen mucho bien. Las protestas galvanizan a los grupos y muestran una fuerte oposición, pero no son suficientes. No solo son relativamente ineficaces para cambiar la política, sino que también son falsamente catárticos para quienes protestan. Los manifestantes se sienten bien al estar entre compañeros creyentes y defender lo que es correcto, y se van a casa sintiendo que han hecho su parte. Incluso si los manifestantes obtienen concesiones leves y simbólicas, el hecho de que su ira tenga una salida es útil para el otro lado. Protesta, pero ten mucho cuidado de volver a casa sintiendo que has hecho tu trabajo. No tienes

En segundo lugar, paga a los periodistas para que vigilen la cabeza falsa. Ese es su trabajo. Conviértase en un suscriptor de pago de los medios de comunicación, luego pídales activamente que cubran más profundamente los movimientos como el shakeup NSC. Ya no podemos enfocar sin aliento la atención de los medios en historias fáciles como la prohibición de inmigración. La historia real es mucho más matizada y aburrida, hasta que no lo es.

Tercero, la atención popular debe centrarse menos en si estamos de acuerdo con lo que está haciendo el gobierno, y más en si el sistema de controles y equilibrios que tenemos en funcionamiento está funcionando. Es un trato mucho más grande que el DHS sintió que podrían ignorar una corte federal que Trump firmó un EO que bloquea a los titulares de la tarjeta verde en primer lugar. Es mucho más importante que Trump haya eliminado una presencia militar permanente del NSC que haber emitido una suspensión temporal de la inmigración. La prohibición de inmigración puede ser más visceralmente molesta, pero las otras medidas son potencialmente mucho más peligrosas.

Una vez más, espero desesperadamente que nada de esta narrativa sea realmente cierta, y que simplemente tengamos una administración bien intencionada con algunos problemas de ejecución. También espero y rezo para que la estructura de nuestra democracia sea resistente incluso a los ataques más sofisticados. Espero que prevalezcan los mejores ángeles de nuestra naturaleza. Pero con cada día que pasa, la evidencia se inclina más en la otra dirección.